Situación y Clima:

Pueblo situado en el norte de la provincia de Ávila, en la zona intermedia existente entre Madrigal de las Altas Torres y Arévalo. Forma parte del conjunto de localidades que engloban la denominada Tierra de Arévalo, perteneciendo a la comarca de la Moraña.

El medio que se extiende en torno a esta localidad es la llanura cerealista, con un relieve muy homogéneo alterado solamente por pequeñas motas o cerros. Las especies vegetales más significativas son los pinos y las encinas. Y cabe destacar la diversidad de aves rapaces (ratonero, milano, cernícalo), cinegéticas (perdiz, codorniz…) y acuáticas (pato real, focha, garza…). Los mamíferos mas presentes son la liebre, el erizo, el zorro y el conejo, y también algún rabilargo, búho o gineta.                         

Su clima es de tipo continental; frío y seco, con largos inviernos y cortos veranos de escasa lluvia.

Origen y Evolución demográfica:

La primera referencia escrita de este topónimo corresponde al año 1250, cuando se denomina al lugar “Siet Lavaios”; la explicación mas obvia a este nombre sería considerar que existieron siete labajos (lagunas) en torno a la aldea. La evolución fonética ha ido cambiando hasta llegar a la grafía actual de “Sinlabajos”; expresando así la ausencia de labajos, ya que en la actualidad solo permanece alguna charca y una pequeña laguna.

­   1.250: Siet Lavaios

­   1.427: Synlavajos

­   1.458: Synlavajos/ Çientlavajos

­   1.479: Çient Lavajos

­   1.493: Synlabajos

­   1.499: Çienlabajos

Desde 1.630, se utiliza la grafía actual de Sinlabajos. Esta variación de escrituras hace referencia al momento, ya que pocas personas sabían escribir, por lo que adaptaban las palabras buscando aquel término que más se asemejaba al oído. Por lo tanto aquí se muestra la importancia de la transmisión oral.

Otro hecho importante, es el gentilicio que se nos atribuye además del ordinario (sinlabajense) que es el de “Los Chocolateros”. Esto se debe a nuestro afán por el chocolate, y por ello en acontecimientos importantes o fiestas no puede faltar.

En la actualidad (censo año 2013) hay 144 habitantes, pero en los últimos 60 años ha perdido más de la mitad de su población. Llegó a ser un pueblo importante durante la edad media, hasta contar con 630 habitantes en siglo XIII y ocupar el tercer núcleo de importancia del arcedianato de Arévalo, por detrás de Arévalo y Madrigal. Ya que la situación de Sinlabajos era buena, porque estaba entre Arévalo y Madrigal, se habla de una leyenda que narra; que Isabel la Católica viajaba de Arévalo a Madrigal, por un pasadizo subterráneo que pasa por debajo de Sinlabajos y otros pueblos.    

Evolución demográfica: