Iglesia de San Pelayo Mártir: Es el monumento más representativo y en que se han desarrollado todo tipo de acontecimientos: bautizos, bodas, defunciones, reuniones, el juego de pelota…Antiguamente se encontraba en el centro del pueblo, ahora está a las afueras, debido a que el número de  habitantes y casas ha disminuido notablemente.

Es un templo dedicado a San Pelayo Mártir, y su fábrica corresponde sobre todo al siglo XVI, y con toda probabilidad se levantó sobre un templo mudéjar por su traza. Se considera que el campanario de esta iglesia se utilizaba como torre-vigía para defenderse de las amenazas musulmanas y de las guerras.  En la actualidad la altura de esta torre es menor, ya que se rebajó. Tiene una cabecera de ladrillo de planta poligonal con bóveda de crucería, y al Norte se añadió una amplia capilla. En el muro mas antiguo hay una puerta formada por doble arco con su alfiz. Además de su patrimonio artístico cabe destacar: una virgen sedente con el niño sobre sus rodillas (gótica), un Cristo del Renacimiento; y sobre todo el Retablo de San Miguel.

Junto a la Iglesia de San Pelayo Mártir se encuentra el antiguo Cementerio, y el Cementerio moderno se sitúa en la carretera, a unos metros del pueblo.

   
   

  

 

Ermita del Cristo de los Remedios: Se encuentra al Oeste del pueblo. Su planta es rectangular, con un arco de medio punto liso y rematado en piñón y espadaña en el centro; con pequeños adornos. El único retablo existente data del siglo XVII. Se divide en tres nichos con el central de forma tremolada mientras que los laterales, son poligonales. En el primer hueco se localiza un Cristo gótico del siglo XIII, a la izquierda; la talla de una Virgen Inmaculada del siglo XVIII y a la derecha; una representación de la Magdalena del siglo XVII.

   

 

Estos son los monumentos más  importantes, pero no hay que olvidar aquellos lugares significativos para el pueblo:

 

El caño; una fuente de arraigada tradición, donde antiguamente se lavaba la ropa. Cada una de las partes o balsas de este caño era utilizada para diferentes usos; por ejemplo para ropa muy sucia se utilizaba la última, con la finalidad de no ensuciar el resto de las balsas; ya que éstas se conectan.

 

 

El Porquero; en la actualidad es un parque, pero antiguamente era la plaza en la que los denominados “porqueros” o “gorrineros” llevaban a los marranos para venderlos durante la época de matanza. Y además fue lugar de reunión, durante mucho tiempo, de los rebaños de los ganaderos, ya que se pagaba a una persona para que se ocupara de todos los rebaños o piaras de cerdos, les sacara a pastar…Esta acción desapareció a principios de siglo, porque el número de cabezas de ganados disminuyó.

 

 

La Plaza de la Constitución, o Plaza del Ayuntamiento: donde se encuentra el Ayuntamiento y el salón de actos; en el cual se establecen numerosas asambleas, cursos, fiestas…

Éste es en la actualidad el lugar típico de reuniones, festividades…pero antiguamente la gente se reunía en las denominadas “Cuatro Calles”; que como su nombre indica, es el cruce de cuatro vías; calle larga y calle mesones.

   

 

Un antiguo torreón (el Torrejón) datado entre los siglos XI y XII, como protección y defensa de las guerras y amenazas musulmanas. Estaba situado a unos 25m de la Iglesia, y los últimos restos pervivientes (situados donde se encuentra hoy la cabecera del frontón) fueron eliminados hacia 1941.